BORDILLOS


Los bordillos se utilizan para delimitar aceras, parterres, escaleras y pasos, cubiertas y para la delimitación de superficies y pavimentos. Su forma es un paralelepípedo con una cabeza (la cara superior), dos lados, uno de los cuales suele verse, un pie (cara inferior), y, finalmente, dos articulaciones, las caras laterales del conjunto.